icono negro email   info@doctorcollado.com      609 530 769      932 264 668

Labios

Remodelado de Labios Doctor Collado
Los labios ocupan la porción central del tercio inferior facial.

Su función primordial es de esfínter, abriendo y cerrando la boca. También participa en la articulación del lenguaje y es una parte clave en la gesticulación (emociones) y en la relación interpersonal (beso).

Su relieve está constituido fundamentalmente por el músculo orbicular de los labios, revestido por fuera por la piel y por dentro por la mucosa.

El bermellón es un tejido de transición entre la piel y la mucosa. Es el llamado labio rojo. El bermellón superior tiene un reborde sinuoso que se ha comparado a la forma de un arco de lanzar flechas (arco de Cupido).

La forma y volumen de los labios son muy variables de una persona a otra y hay grandes diferencias entre las razas.

Además, con la edad los labios sufren de importantes cambios, perdiendo volumen y proyección, apareciendo arrugas de gesticulación verticales en el labio superior ("código de barras"), cayendo y profundizándose la zona de las comisuras ("arrugas de marioneta") y elongándose el labio superior.



La mayoría de técnicas descritas se focalizan en tratar el bermellón (labio rojo) y tienen por objetivo aumentar su volumen o definir mejor su forma (perfilado).

El remodelado de los labios está indicado cuando, de manera constitucional o por envejecimiento, los labios aparecen excesivamente finos y poco turgentes, así como cuando presentan una pobre definición en su forma. 

También se utiliza para mejorar el equilibrio entre las proporciones del labio superior con el inferior.  


No existe una única técnica de remodelado labial que cubra las necesidades de todos los pacientes. 

Las posiblidades son:

  • Remodelado de labios con implante de grasa del propio paciente
  • Remodelado de labios con implantes de relleno inyectables
  • Remodelado de labios con implantes sólidos
  • Remodelado de labios quirúrgico

Las tres primeras tienen en común que se precisa de la introducción de un implante para lograr nuestro objetivo. En el último caso, los labios se remodelan cambiando su aspecto mediante incisiones quirúrgicas. 

Se indicará un tipo de tratamiento u otro dependiendo de su caso particular.



Es una técnica laboriosa que utiliza como implante la grasa del propio paciente. Ésta es su principal ventaja, pues el implante siempre es bien tolerado por el individuo y los resultados son muy naturales.

Puede hacerse con anestesia local y sedación y no requiere ingreso en clínica.

En la primera parte de la cirugía obtenemos el implante de grasa mediante liposucción de otra zona corporal. Tras procesarla y concentrarla mediante diferentes técnicas, se inyecta en la zona elegida mediante cánula fina a través de mínimas incisiones cutáneas. 

La grasa infiltrada se comporta como un injerto vivo de tejido, es decir, que para que el implante tenga éxito debe vascularizarse. En caso contrario la grasa se reabsorberá, perdiendo el efecto conseguido.

Éste es el principal problema de esta técnica. Se estima que aproximadamente el 30-50% de la grasa implantada podría reabsorberse por lo que, para llegar a un resultado satisfactorio, pueden ser necesarias nuevas sesiones de relleno.


remodelado labios implantes inyectablesEn este caso, se usa como material de relleno implantes sintéticos inyectables.

Son formulados y fabricados en un laboratorio y dispensados en forma de jeringuillas para su aplicación por punción con aguja fina. Existen muchas marcas comerciales. Se diferencian entre sí por su composición química y su duración más o menos prolongada en el tiempo. En general, en los labios se prefieren usar los implantes reabsorbibles. 

Su cirujano plástico le asesorará sobre cuál es el implante más adecuado para su caso.

Esta técnica es la más sencilla de las descritas. Se practica con anestesia local en la consulta y su aplicación no dura más de 30 minutos. 

Existe todo un capítulo que desarrolla este tema que puede consultar en el apartado de Medicina Estética.


A lo largo de la historia se ha intentado cambiar el volumen de los labios mediante la introducción de implantes de todo tipo pero, los de tipo sólido son los que quizás menos adherencia han tenido pues generan frecuentemente el endurecimiento de una zona carnosa por naturaleza. 

A modo de ejemplo citaremos que se han usado diferentes tipos de tejido del propio paciente (dermis, fascia, tendón) así como prótesis sintéticas como son los hilos de Goretex® y otros.

El tratamiento suele hacerse con anestesia local y de forma ambulatoria. Si debemos extraer el implante de otra zona corporal puede requerir dosis adicionales de anestesia o, incluso, sedación. 

Para la colocación del implante se suele recurrir a la ayuda de agujas introductoras que, enhebradas en el implante, permiten su colocación en el espesor del bermellón del labio.

El riesgo principal de este tipo de tratamiento es la intolerancia y extrusión del implante.


Es quizás la técnica que se usa más infrecuentemente y se indica en casos seleccionados pues pueden dejar una cicatriz más o menos aparente. 

Habitualmente se practica bajo anestesia local y de forma ambulatoria.

Se puede indicar para evertir el bermellón y obtener más labio rojo. Se consigue mediante incisiones en zig-zag ubicadas en la mucosa interna del labio.

También podemos cambiar la forma del perfil labial recortando, a demanda, la piel que rodea el bermellón.

Por último, extirpando una elipse de piel justo debajo de la nariz podemos acortar la longitud del labio superior. Un labio corto, que en reposo deja ver 1-2 mm los dientes, se ha considerado como atractivo en la mujer.


Con el remodelado labial no se pueden corregir todos los problemas de los labios. La calidad o textura inicial de la piel y mucosa del labio pueden influir en el resultado final del tratamiento.

Los implantes pueden llegar a ser visibles o palpables, incluso como endurecimientos locales en forma de nódulos, precisamente en una zona caracterizada por su consistencia blanda.

Algunos implantes se van a ir reabsorbiendo poco a poco, pudiendo perder parte de la proyección original alcanzada y precisando de nuevas sesiones de tratamiento para mantener los resultados originales. Esto ocurre con algunos implantes de relleno inyectables y también con parte de la grasa.

La modificación quirúrgica del perfil labial puede ofrecer unos resultados poco naturales.



0
0
0
s2sdefault
Volver arriba

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto